ALTERNATIVA

Es una soleada mañana de otoño con aspiraciones polares. Hace frío y sopla un viento gélido que hiela desde los tobillos hasta la punta de la nariz. El sol no calienta como lo hacía un par de meses atrás. los días son tan cortos que los paseos se dan a media tarde. Las noches suceden, alejadas de las infusiones, las duchas calientes y los edredones. La gente se agolpa en los escaparates, los apuntes se acumulan en los escritorios, los pies se enfrían en los zapatos.


Fotos por Sofía TB

Las señales son inconfundibles, incluso para las personas menos avispadas. El mismo aire congelado que nos estremece, trae consigo un mensaje. El año se acaba.

El año se acaba y me deja frío. Ja, ja.

Hace poco leí un tuit que me dejó pensativo: "Cuando la vida fluye, las redes sociales se estancan". Y pensé en todo el tiempo que pasamos en la intranet, pegados al móvil, al WhatsApp, en la no-mofobia... Y sobre todo me dio por pensar en los libros que no he leído este año. Y me dio mucha rabia, porque he perdido el tiempo como un imbécil mirando una pantallita.

Así que, mi última colaboración de este año será un mini-alegato en favor de la lectura, a ver si conseguimos que el año que viene transcurra de otra manera.

Foto por Sofía TB

Seamos oceanógrafos de mares de tinta, exploradores de junglas de papel, y por qué no, seamos también conquistadores del .epub y el .pdf. Discutamos con desenfreno sobre cómo deben continuar las sagas, teoricemos más allá de los límites marcados por autoras y autores. Hagámonos con las bibliotecas, las librerías y los mercadillos. Transnochemos de forma irresponsable porque una trama nos mantiene insomnes y en vilo. Seamos habitantes de mundos imaginados e inimaginables. Seamos capaces de evadirnos, de desligarnos de la realidad durante minutos, horas, días, y qué demonios, huyamos durante semanas, tampoco nos perdemos tanto.

Leamos por encima de nuestras posibilidades, quién sabe a dónde llegaremos.

Foto por Samuel Valero

PD: Por aquí os dejo mis lecturas favoritas de este año.

- En las montañas de la locura de H.P. Lovecraft.
- El percherón mortal de John Franklin Bardin.
- El gran árbol de la humanidad de Ignacio Abella.
- La conjura de los necios de John Kennedi Toole.

PDD: También se puede salir de cañas con los colegas y viajar y un porrón de cosas que no están nada mal. Leer es como la pizza: un trozo te dejará con ganas de más, demasiados te empacharán, pero en su justa medida, con orégano, tomate y queso fundido, es un plato ideal que te puede sacar de cualquier apuro.


Full Drawers by Sofia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram