¡Adiós 2016!



Queridos. No os voy a mentir, pensé en este post hace unas semanas. Era principios de diciembre y pensé: woah, otro año más (un aaaaaño menoooos #vetustaforever). Así que cayendo una vez más en la tentación de usar este tema para hablaros un rato, vengo a despedirme de vosotros por este año.

No sé cómo habrá sido vuestro año, pero el mío ha sido intenso. El curso pasado fue una locura, el verano otra locura, y segundo de carrera... Mejor en eso no entramos. Se me ha pasado muy rápido y muy lento, todo a la vez. 

Y aunque me gusta mantener el blog apolítico y santo, 2016 ha sido un desastre. Humanitario, político, social. De todo.

Pero volviendo a lo -relativamente- santo, 2016, a nivel personal ha sido un año de aprendizaje. Ha sido un año de dejar la vaguería creativa a un lado y volver al blog, escribir muchas canciones, dibujar (o más bien intentarlo) y muchas otras cosas de las que me gustan de verdad. Ha sido un año muy diferente a su precesor, 2015. Ahí yo no me dediqué más que a viajar y a romperme un pie. Y fue una pasada. Lo de viajar especialmente.

Este año, en Full Drawers nos hemos presentado de nuevo, hemos propuesto planes, aprendido sobre los tejos, reflexionado sobre decisiones disparatadas, visitado Lisboa... ¡Hasta hemos cocinadoEn todo esto me acompaña Samu, un gran amigo y además, medio-escritor (yo diría escritor entero, pero seguro que me pone alguna pega). Tengo una suerte tremenda.

2016... ¡¡ha sido el año del face swap!! Que no se nos olvide. O sí. Por favor. 2016 también ha sido el año de Lemonade, y parece que nadie se acuerda ahora.

Así que a ver qué nos trae 2017... Yo propongo que un punto medio. Viajar sí, pero no perder el interés y la ilusión por las pequeñas cosas que nos alegran la vida aunque estemos en casa. Cantar, también. Tengo ganas de tomármelo más en serio. ¿Quizás algún concierto? ¿Vendrías? Dibujar, de momento no se lo enseño a nadie (bueno, a Irene sí). El blog, seguir con él. Aunque en enero frenemos por los exámenes de la universidad. Dejar el móvil un poco. Leer, como bien dijo Samu la semana pasada. Disfrutar.

Espero que tengáis un muy buen fin de año. Y el nuevo... el nuevo ya veremos qué tal se nos da. Pero nos veremos por aquí, eso seguro.

Un abrazo,
Sofía


PD: me tomo la licencia de copiar un poco a Samu y dejar mis recomendaciones también. No literarias, sino no sobre qué regalar estas Navidades. Dona algo de dinero a una de las muchas ONGs que lo necesitan en nombre de tu hermano, búscale un voluntariado a ese amigo que lo lleva comentando tiempo. Haz y regala algo humano. Restauremos la fe en la humanidad, venga.

PD2: también puedes regalar el enlace de nuestro blog. O seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter. :)

Full Drawers by Sofia

2 comentarios:

Instagram