India diary nº9: January recap part II - Gujarat Tour


By Nate Baker










Lo prometido es deuda: aquí está la segunda parte del resumen de enero. Una vez en Vadodara el día 14 y celebrado el festival de Utrayan, nos subimos al bus que venía desde Vapi y cargado con nuestros amigos camino de Rajkot. Pasar una noche entera en un autobús indio es toda una experiencia, viéndolo desde el lado positivo claro. ;) Ya en Rajkot, cambiamos de autobús y nos subimos a la camioneta que nos acompañaría los 8 días de viaje. Advierto que, al visitar en su gran mayoría, lugares sagrados y templos, no he podido sacar demasiadas fotos. Pero he subido algunas de las que se han convertido en mis favoritas desde que estoy en la India, especialmente los retratos.

Volviendo al viaje. Recorrimos la parte norte y Oeste de Gujarat, visitando Junagadh (subimos 10000 escalones para llegar a unos templos. Bueno, yo subí 5000, vale), Sasan Gir (¡donde vimos leones!), Somnath (templos), Dwarka (más templos), Bhuj, Manvi, Nirona y Dhordho (para ver el desierto de sal de Katch). Itinerario en el mapa haciendo click AQUÍ (¡gracias Ryan!)

Mi parte favorita del viaje, y creo que de todos, fue visitar Nirona. Nirona es uno de los pueblos de camino a Dhordho, en medio del desierto. Es pequeño, pero especialmente famoso en todo el mundo por su artesanía. En concreto, el Rogan Art. Consiste en una técnica de pintura de telas de procedencia persa. En Nirona hay una familia, la única en todo India, que continúa la tradición del Rogan Art y vende sus impresionantes pinturas. Tras visitar su casa y ver el procedimiento de la pintura, seguimos paseando por el pueblo para dar con más artesanos. Vimos como se hacen campanas de cobre, instrumentos de cocina, etc... ¿Lo mejor? La comida en una casa del pueblo por 120 rupias (1,70€). Completamente casera y auténtica, hecha al modo tradicional (¡en el suelo!) por las mujeres de la familia. ¡Cómo lo disfrutamos...!

Ese mismo día, el penúltimo del viaje, seguimos camino de Dhordho para ver el desierto blanco de Katch. Al ser cerca de la frontera de Pakistán, hay que pasar controles policiales y hacer algo de papeleo, pero de verdad que merece la pena. Corrimos como locos por el suelo (sorprendentemente blandito) de sal y por completar todos los clichés de viajar en la India, hicimos hasta Yoga allí mismo. 

Gujarat es uno de los estados más desarrollados de la India, con menos influencia inglesa y que contiene las ciudades con mayor calidad de vida del país. Sin embargo, al salir de las grandes ciudades en las que vivimos y adentrar las zonas rurales, uno vuelve a recordar que no deja de estar en un país en desarrollo, donde todavía miles de personas no tienen acceso a agua potable, educación y muchas otras cosas que son básicas en el desarrollo del ser humano. 
También, el viajar por el estado me ha hecho pensar en lo triste que es lo poco sostenible que es el desarrollo de nuestra sociedad. La contaminación en la India es abrumante, aún cuando se está en medio de la naturaleza.

Ya basta de reflexionar por hoy ;) Espero que os haya gustado el post y que os hayan entrado ganas de 
1) venir a la India
2) reciclar
3) verme a mi, porque quedan solo 4 meses hasta que vuelva. 

Un abrazo,
Sofía.

-----

Everytime I finish writing the posts in Spanish I wonder how the hell am I supposed to translate all of that into English. Uuuuuf, this is going to be hard. Chalo.

As promised on the previous post, here you have my second half of January! After spending Utrayan in Vadodara, that same night we hopped on the bus that was coming all the way from Vapi to go to Rajkot. Spending a night in an Indian bus is quite the experience. Once in Rajkot, we changed buses and started our journey around Northern and Western Gujarat. We visited Jungadh (where we climbed up 10000 steps. Ok I only did 5000.), Sasan Gir (we got to see lions!), Somnath (temples), Dwarka (more temples), Bhuj, Manvi, Nirona and Dhordho (white desert of Kutch). Click here to see the itinerary on a map. (Thanks Ryan!)

Favourite part of the entire tour was spending a day in Nirona, a village on the way to Dhordho which is famous for its handicraft. It is specially known for the only family in India that does Rogan Art, a kind of painting on cloth originally from Persia. We also met an old man that makes bells from copper and had the most amazing lunch at a house in the village. Homemade village food? Yes please. Only 120 rupees? YES PLEASE WHERE IS MY THALI.
That same day we drove until Kutch, the salt desert. Watching the sunset and doing Yoga (clicheeeeee yay) there are definitely highlights of the trip.

Gujarat is one of the most developed states in India, where the english influence is almost inexistent and in which some of the best cities to live in in India are located. Nevertheless, once you step out of the big cities you realize you are still in a developing country in which basic things such as drinking water and education are not possible for everybody.
Also, traveling in India, and in Gujarat specially, has made me realize how sad is the giant cost the environment pays for our development. India is incredibly polluted, and the air rarely feels clean.

No more thinking for today ;) but I hope you liked the post and that it made you want to:
1) come to India
2) recycle
3) see me, cause I only have 4 months left of adventures.

Lots of love,
Sofía.

Sofía Torres Bizou

Instagram