1st India diary: Ganesh visarjan



¡Muy buenas noches desde una lluviosa India! Ya estoy instalada en casa de Mitali, Amita (¡madre india! --foto 2. Lo del fondo es un recipiente de barro donde el agua se enfría de manera natural. Vamos, un botijo de toda la vida) y Sirish, que me están tratando de lujo. Si los que conocisteis a Mitali pensasteis que es un amor, sus padres son más de lo mismo. La única dificultad hasta el momento es comunicarnos, ya que Sirish habla inglés básico y Amita solo sabe preguntarme si "Sofia comfortable?". Es gracioso porque pronuncian mi nombre con el acento en la "o".



















Sólo llevo dos días aquí y ya no se por dónde empezar a contar. La comida está buenísima: en la primera foto están las especias básicas que usan a diario. Mamá, fijo que tu las reconoces; pondría los nombres pero mi traductora, guía, etcetc, personaquemesalva también conocida como Mitali, ya está durmiendo. En la tercera foto véis Poha, una especie de pasta hecha de arroz. Creo que ya es de mis cosas favoritas; lo comen cocido con patata y una especia de albahaca o una vez cocinado, lo secan y lo toman como si fuesen chips. Por último, en la cuarta foto está el bajri ka rotla, un pan hecho de bajri o mijo, que toman con verduras. Otra cosa más a la lista de "buenísimo".

Esta última semana ha habido uno de los primeros festivales: conocido como Ganesh visarjan, es un festival en el que cuidan (perfuman, guardan de la lluvia, decoran, ...) a una estatua del dios Ganesh para, el último día (hoy), sumergirla en el agua. Esto simboliza algo así como devolver al dios a donde pertenece, que es el cielo. El río Ganges, en el que tanto decís que no me bañe, es sagrado: una vez que te bañas en el (no estoy diciendo que lo vaya a hacer, don't worry) todos tus pecados son perdonados. Pues bien, al lado de Bharuch, pasa el río Narmada. Con sólo mirarlo, dice la leyenda que te purificas. Mide unos dos kilómetros de ancho y junto con la niebla y toda la maleza que rodea las orillas, es bastante alucinante. No he podido sacar una foto decente desde el coche, probablemente debido al hecho de que el puente era "weak" según las señales y que estaba literalmente fracturado en el medio y se movía que daba gusto. Volviendo al festival: la procesión de las muuuuchas estatuillas o estatuazas de Ganesh dura mínimo 4 horas por carroza, ponen música extremadamente alta y bailan detrás de las furgonetas que alquilan para transportarlos. La mujer que se ve en un par de las fotos está vestida de la manera típica del estado de Maharashtra, de dónde este festival proviene. Es literalmente como una película de Bollywood. Ha merecido la pena empaparnos en la lluvia para vivirlo. 

Y wow, desde selectividad no escribía algo tan largo. Mañana ya me confirman el cole donde estaré de voluntaria y poco a poco va cogiendo forma todo. Espero que todos estéis genial por allí, que hayáis empezado la uni con ganas y que no me echéis mucho de menos ;)
¡Un abrazo muy grande!
Sofía.

Sofía Torres Bizou

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram